Conocenos

COMISIÓN DIOCESANA DE PASTORAL SOCIAL

Esta pastoral es la acción de la Iglesia para hacer llegar a Cristo a hombre de hoy, para que aceptándolo, experimente la salvación construyendo el Reino de Dios en la tierra, con la esperanza de alcanzarlo plenamente en el cielo. Así que la pastoral es una, aunque se ramifica para su eficacia en profética, litúrgica y social.

Los retos de la pastoral social son muchos, entre otros están las comunidades indígenas, pobres excluidos, desempleados, migrantes y desplazados, campesinos sin tierra, niños y niñas sometidos a prostitución infantil, adictos dependientes, personas con capacidades diferentes, portadores de VIH/sida, enfermos, ancianos, encarcelados.

Para atender pastoralmente estas situaciones, en la Arquidiócesis de Puebla, se ha integrado la Comisión Diocesana de Pastoral Social, que incluye varios organismos eclesiales diocesanos, coordinados por un sacerdote o laico, cuya finalidad es atender alguno de estos retos señalados. Así, tenemos Cáritas Diocesana de quien depende la Estancia Infantil, el Banco de Alimentos Cáritas, la Pastoral Penitenciaria, la Pastoral de la Salud, la Pastoral del trabajo, la Pastoral de la Movilidad Humana, Pastoral de la Ecología Integral y la Pastoral Educativa.

Cada uno de estos organismos diocesanos es operado pastoralmente por un equipo de laicos y coordinado, sea por un sacerdote o por un laico. A su vez, estos coordinadores de organismos se integran en la Comisión Diocesana para la Pastoral Social que es presidida por el Pbro. Rutilo Romero Pérez como Presidente de la Comisión y Vicario Episcopal.

La Pastoral Social, en palabras del Papa Juan Pablo II, debe ser la dimensión privilegiada de la Nueva Evangelización. Refleja una fe madura, pues la Palabra anunciada, la Palabra celebrada, debe ser también Palabra vivida. Además, esta pastoral es el principio verificador de la evangelización auténtica.